HACE FALTA UN GOBIERNO PROGRESISTA Y ESTABLE QUE ACABE CON EL EMPLEO LOW COST

Los datos de crecimiento del empleo y bajada del paro de diciembre ponen de manifiesto que “tenemos un mercado low cost, caracterizado por el empleo temporal de muy corta duración y precario”. Para cambiar esta situación, señala Lola Santillana, secretaria de Empleo de CCOO, es imprescindible “la formación de un gobierno progresista que aborde de inmediato la derogación de los aspectos más dañinos de la reforma laboral”.

En diciembre, la cifra de parados descendió en 34.579 con respecto al mes de noviembre, situándose en 3,16 millones de personas. El frenazo en la caída del paro es notorio: 2019 concluye con apenas 38.700 desempleados menos que doce meses antes (-1,2%), mientras que 2018 cerró con una reducción superior al 6%.

Si el paro apenas se reduce, la creación de empleo también nota la desaceleración del mercado de trabajo, con el peor registro desde el año 2013.

En cuanto a la contratación, en 2019 se realizaron algo más de 22,5 millones de contratos, un 1% más, de los que 2.159.434 fueron contratos indefinidos, el 9,6% del total, con un descenso del 5,5% respecto a 2018.

El descenso del paro se centra en mujeres y jóvenes de menos de 25 años, que ocupan empleos de “usar y tirar”, contratos temporales, de corta duración, con bajos salarios y condiciones de trabajo precarias. “Tenemos un mercado low cost caracterizado por el empleo temporal de muy corta duración y precario”, subraya la secretaria de Empleo de CCOO, Lola Santillana.

Para cambiar esta situación e incentivar la creación de empleo de calidad, “hace falta un gobierno estable y progresista que saque adelante unos nuevos Presupuestos Generales y que aborde de inmediato la derogación de los aspectos más dañinos de la reforma laboral, así como medidas sobre contratación, protección social, pensiones y fiscalidad, entre otras, en el marco del diálogo social con los agentes sociales”, reclama.

CCOO DENUNCIA EL CRECIMIENTO DESORBITADO DE LOS CONTRATOS TEMPORALES DE CORTA O MUY CORTA DURACIÓN

El sindicato pide a la Inspección de Trabajo que actúe para evitar el fraude de ley y garantizar el uso correcto de las modalidades contractuales y la calidad del empleo

El aumento de la contratación no siempre es sinónimo de calidad del empleo. Como advierte la secretaria de Empleo y Cualificación Profesional de CCOO, Lola Santillana, “los datos indican que el crecimiento se centra en las modalidades temporales en detrimento del empleo indefinido y en el uso de contratos de muy corta duración. Un crecimiento que, como ha denunciado el sindicato, no responde a las características y demandas de nuestro sistema productivo”.

El número de contratos registrados en noviembre de 2019 en los Servicios Públicos de Empleo (SPE) ha alcanzado cifras muy superiores a las registradas en 2007, justo antes del inicio de la crisis, dato que a priori y en términos globales es positivo. Sin embargo, recuerda Lola Santillana, “esconden la realidad del mercado de trabajo español: el aumento vertiginoso en el uso precario de la contratación entre los empleos que se están generando”.

En este sentido, subraya la secretaria de Empleo de CCOO, “crece la contratación temporal y el empleo a tiempo parcial y disminuye la duración media de los contratos temporales, alcanzando valores a los que nunca se había llegado”.

De los 20,7 millones de contratos registrados en 2019, 18,7 millones (90%) son temporales, cifra muy superior a la registrada en 2007. Sólo diez de cada cien contratos formalizados en el último año son indefinidos.

La contratación indefinida desciende. El número de contratos indefinidos registrados en 2019 es inferior al registrado en 2007 (-65.516), al contrario de lo sucedido entre la contratación temporal (+3.476.616).

Por otro lado, el peso de los contratos con jornada parcial aumenta de manera importante, pasan de representar un 30,4% de los contratos registrados en 2007 a un 53,9% en 2019. La parcialidad crece tanto entre los contratos temporales como entre los indefinidos. Destacar que el 91,9% de los contratos con jornada parcial son temporales.

El incremento de la parcialidad es consecuencia directa de las modificaciones legales realizadas, que tenían como finalidad flexibilizar hasta su máxima expresión la contratación a tiempo parcial, y no como elección por parte de los trabajadores y las trabajadoras. Según la Encuesta de Población Activa (EPA) más de la mitad (52,5%) de las personas que trabajan con jornada parcial lo hacen de forma involuntaria, ya que no encuentran empleo a tiempo completo y sólo un 10,3% no quiere trabajar a tiempo completo.

A esto hay que añadir el crecimiento desorbitado de los contratos temporales con una duración de una semana o menos, que pasan de 2,5 a 5,6 millones. También aumentan los contratos que tienen una duración superior a la semana e inferior al mes, que en 2019 alcanzan la cifra de 2,3 millones. El aumento de los contratos temporales registrado de corta o muy corta duración ha sido en detrimento de los contratos con una duración mayor.

Resulta cuanto menos “curioso” y, a la vez “alarmante” que en 2019 el número de asalariados temporales estimado por la EPA 3ºT sea inferior al estimado en 2007, mientras que el número de contratos temporales registrados es muy superior. Esto da idea de la brutal temporalidad y rotación del mercado laboral: que pasa de 2,8 contratos temporales que firmaba cada persona de media al año en 2007 a 4,2 en 2019.

Por otra parte, la duración media de los contratos temporales disminuye, pasa de 79,3 días en 2007 a 49,9 en 2019. Tendencia que se registra en todos los sectores económicos, excepto en agricultura. Destaca la disminución de la duración media de los contratos temporales en el sector de industria, que antes de la crisis y de las reformas laborales acometidas tenían una duración media equivalente a cinco meses y medio, y ahora se sitúa en algo más de un mes y medio.

En resumen, “los datos descritos presentan un panorama poco alentador, ya que el peso de la contratación temporal, la parcialidad y la rotación laboral es muy significativo, a la par que se reduce la duración media de los contratos temporales, alcanzando cada una de estas variables valores record, y afectando de manera directa a todas y cada una de las actividades económicas”, advierte Lola Santillana.

“LA INMIGRACIÓN NO QUITA EL TRABAJO A LA POBLACIÓN ESPAÑOLA: OCUPA LOS PEORES EMPLEOS, CON SALARIOS MÁS BAJOS Y CONDICIONES LABORALES MÁS PRECARIAS”

El informe “Flujos migratorios, Empleo y Formación de la población extranjera”, que hoya ha presentado la secretaria de Empleo de CCOO, Lola Santillana, desmonta las falsedades del discurso xenófobo y racista de la extrema derecha

CCOO ha presentado hoy un informe que analiza los flujos migratorios y el empleo de la población extranjera, que, según declaró la secretaria de Empleo de CCOO, Lola Santillana, forma parte de una campaña de CCOO para desmontar las falsas informaciones sobre la inmigración y aislar el discurso tóxico y envenenado del racismo y la xenofobia de la extrema derecha.

Con la publicación del informe “Flujos migratorios, Empleo y Formación de la población extranjera”, CCOO quiere exponer el impacto de la inmigración y de la población extranjera en la sociedad española, que para el sindicato es una realidad muy alejada del discurso que presenta la inmigración como una amenaza al bienestar y a la seguridad ciudadana.

“La población extranjera contribuye a la producción y consumo de bienes y servicios y, en consecuencia, al crecimiento económico y al sostenimiento del estado de bienestar”, declaró Lola Santillana, que abogó por hacer frente al discurso del odio de la extrema derecha y la derecha.

El informe elaborado por CCOO pone de manifiesto que las personas que vienen a nuestro país en busca de trabajo – el 77% de la población ocupada extranjera reside en España desde hace más de 7 años -, ocupan los peores empleos, con salarios más bajos y condiciones laborales más precarias. “Salarios más bajos, temporalidad, desigualdad de oportunidades, precariedad y trabajo en sectores y ocupaciones más inestables, caracterizan a la ocupación extranjera”, señala CCOO.

Al respecto, el estudio refleja que existe una brecha salarial entre la población española y la extranjera, mayor cuando se trata de personas no pertenecientes a la UE y mayor aún si son mujeres: el salario medio de una persona española, 24.117 euros, es superior al de las personas procedentes de países de la Unión Europa, 19.975 euros (un 17% inferior) y más aún en el caso de las personas de origen africano o de países americanos, que es entre un 37% ya 39% inferior. Cuando se trata de mujeres la diferencia es más acusada”

La población extranjera está ocupada mayoritariamente en los sectores más inestables y también en las ocupaciones menos cualificadas, como Agricultura, comercio, hostelería y servicio doméstico, con importantes tasas de temporalidad, trabajo a tiempo parcial y rotación en el empleo

“Estas conclusiones desmontan el mito de que las personas extranjeras han venido a quitar el trabajo a los nacionales”. “La inmigración no quita el trabajo a la población española, ocupa los puestos menos deseados por las y los españoles”, incidió la secretaria de Empleo de CCOO.

CCOO va a trasladar el informe al Gobierno con el objetivo de aprobar una Declaración con los agentes sociales sobre los flujos migratorios y, asimismo, a los Grupos Parlamentarios para que se apruebe un Dictamen que ponga en valor las migraciones y mejorar las condiciones laborales que vienen a nuestro país a trabajar.

EN LA CAMPAÑA NAVIDEÑA SE PRODUCE UN INCREMENTO DE LOS CONTRATOS FIRMADOS, PERO NO DEL EMPLEO

Contratos temporales, a tiempo parcial y de muy corta duración, caracterizan las contrataciones navideñas

“El incremento de los contratos de trabajo firmados en la campaña navideña en sectores como el comercio, la hostelería y el transporte, no significa un aumento de las personas que trabajan”. Así de taxativa se ha mostrado la secretaria confederal de Empleo de CCOO, Lola Santillana, en declaraciones a TVE sobre las características de la contratación en esa época del año que se analiza en un informe de la Secretaría de Empleo de CCOO.

Para Lola Santillana, la contratación navideña se distingue por la alta rotación y la precariedad laboral. “Un mismo trabajador o trabajadora puede encadenar durante la campaña navideña varios contratos en la misma o en distintas empresas”, señaló.

“La mayoría de los contratos firmados tienen una duración de menos de 7 días, mayoritariamente son a tiempo parcial por horas, y no sobreviven a la campaña navideña”, incidió.

Una época propicia para el fraude

“Además, se produce un uso fraudulento o abusivo de la contratación por parte de algunas empresas”, denuncia Lola Santillana. “Se registran jornadas de trabajo por encima de lo acordado en el contrato por la realización de horas extras no retribuidas ni cotizadas, causando un grave perjuicio a la población que sufre este abuso empresarial y al conjunto de la sociedad, a través de menos cotizaciones a la Seguridad Social e impuestos”, concluyó la secretaria confederal de Empleo de CCOO.

ES FUNDAMENTAL QUE EL TRABAJO DIGNO Y CON DERECHOS SEA REALMENTE LA PRINCIPAL HERRAMIENTA DE INCLUSIÓN DE LAS PERSONAS MIGRANTES

Mercado de trabajo, demografía y políticas migratorias son tres conceptos estrechamente relacionados. Las nuevas maneras de trabajar conviven con las tradicionales. Los retos nacidos del ámbito económico, el demográfico y el laboral en estos inicios del siglo XXI han marcado el debate de esta mañana en la celebración de la quinta conferencia nacional en la que han participado expertos de los distintos organismos europeos y nacionales y en la que CCOO ha estado presente con la participación de Lola Santillana, secretaria de Empleo y Cualificación, quien ha recordado que para el sindicato, todas las personas trabajadoras son sujetos de derecho y han de poder desempeñar sus trabajos acogidos al convenio sectorial de referencia y en igualdad de condiciones.

En su intervención en el primero de los paneles, “Comprender los nuevos desafíos dibujando el escenario de la próxima década”, Santillana ha destacado la incuestionable capacidad del trabajo como herramienta de inclusión social. Por ello, ha añadido “no es razonable que coexistan y tratamientos diferenciados que erosionan la capacidad real de las personas migrantes de conseguir su inclusión por la vía laboral. Es imprescindible la apicación de los convenios colectivos y el cumplimiento de todos los derechos laborales para todas las personas por igual.

Tal y como expuso Santillana, en pleno siglo XXI seguimos asistiendo a graves casos de explotación laboral en sectores como el agrario. Si queremos dignificar el trabajo y organizar los flujos migratorios, acompasándolos con la evolución de la demografía y las necesidades del mercado laboral, no podemos permitir que bajo gobiernos democráticos y de progreso persistan situaciones que vulneran los más básicos derechos de las personas. “Encuentros como el de hoy facilitan y acompañan la puesta en marcha de políticas que erradiquen el abuso laboral y la falta de respeto a las personas trabajadoras migrantes”, añadió.

Ante la cuestión planteada sobre cuál es el modo en que se han de coordinar las políticas migratorias con el mercado de trabajo y con la evolución demográfica, la responsable confederal de CCOO indicó que es preciso superar obstáculos y dificultades que conocemos y que nos han mostrado puntos débiles de esa comunión en nuestro país. Hay que revisar en profundidad el catálogo de ocupaciones de difícil cobertura del Servicio Público de Empleo Estatal, encontrar una mejor herramienta que canalice e integre la oferta con la demanda laboral; comprobar las vías de reconocimiento de las cualificaciones de origen de las personas trabajadoras una vez que llegan al país de destino; las condiciones laborales que se ofrecen a las personas que llegan de terceros países fuera de la Unión Europea, especialmente a aquellas que carecen de cualificaciones superiores, etc.

Por último, para CCOO es muy importante facilitar el acceso a la formación para el empleo de estas personas que acuden a nuestro país en busca de una mejor vida o de una posibilidad de vida más digna y donde desarrollarse como ciudadanas y ciudadanos. “Solo el 1,7% de las personas migrantes empleadas tienen acceso a la formación permanente. Para que toda la población migrante y trabajadora pueda estar preparada y disponga de los mismos derechos que la ciudadanía de origen, es necesario que administración, agentes sociales y organismos relacionados trabajemos conjuntamente, integrando las herramientas e instrumentos disponibles para dar respuesta a todos los retos en materia de migración, demografía y mercado laboral”, concluyó la secretaria confederal de empleo y cualificación

CCOO DESTACA LA IMPORTANCIA DE QUE LAS EMPRESAS PLANIFIQUEN LA FORMACIÓN CON LAS TRABAJADORAS Y TRABAJADORES

La secretaria confederal de Empleo y Cualificación Profesional de CCOO, Lola Santillana, ha señalado la importancia del ejercicio del derecho a la formación y recordado que sigue siendo fundamental que la formación en la empresa se planifique de manera consensuada con los trabajadores y trabajadoras, en su intervención en la “Jornada de Detección de Necesidades Formativas” organizada por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo que se desarrolla en Madrid.

La responsable confederal se refirió al compromiso de CCOO con la formación de la clase trabajadora y con el propio sistema de formación, “como hemos mostrado desde hace décadas”. Santillana ha puesto en valor que es precisamente la implicación de los agentes sociales en la formación en el empleo “la que consigue un alto ajuste entre la oferta y la demanda formativa y es crucial para identificar necesidades y diseñar contenidos formativos, como se ha mostrado en la convocatoria TIC del pasado año”.

Para CCOO, es ineludible potenciar la negociación colectiva en las empresas para poder transformar y adaptar la formación a las necesidades formativas reales. Es preciso también aprovechar la red de centros públicos, así como dotarse de una financiación suficiente y controlada. Junto a ello, la apuesta cierta de las empresas invirtiendo en la formación de las trabajadoras y trabajadores y el desarrollo completo del derecho a la formación.

La secretaria confederal de CCOO ha puesto de manifiesto que el sistema productivo español se enfrenta al reto de la digitalización y de la transformación digital, reto que comparten todos los países. En el caso español, las personas trabajadoras están inmersas en este proceso para el que se necesita un periodo de adaptación que tenga en cuenta a toda la población trabajadora y a todos los tipos de empresas.

En este sentido, Santillana considera fundamental señalar que la digitalización no incide con la misma intensidad en todo el mercado productivo. “La digitalización afecta a todos los sectores pero las competencias concretas que las personas trabajadoras deben adquirir no se manifiestan con la misma intensidad ni en todos los sectores productivos ni en todas las ocupaciones”, explicó.

Por ello, en su opinión, es preciso que la sociedad conozca que el nivel de las características de empleo que se está creando es insuficiente para ocupar los niveles de cualificación y perfiles profesionales que tiene las personas. “Existen más personas con Formación Profesional en materias tecnológicas de las que el sistema productivo es capaz de absorber”, apostilló.

Por último, ha significado la necesidad de seguir avanzando por el camino de la transformación digital, defendiendo siempre el trabajo decente y garantizando una transición justa e inclusiva para todas las personas trabajadoras y para la ciudadanía en general.

EL FUTURO DEL TRABAJO NECESITA UNA FORMACIÓN QUE NAZCA DEL DIÁLOGO SOCIAL EN LAS EMPRESAS

“Hay que llevar la democracia a las empresas; si no es así, si en ellas no se propicia la participación de las personas trabajadoras en su propia formación, no se producirán las transformaciones productivas que el empleo actual precisa, ni de que lo haga de una manera eficiente, como tampoco conseguiremos que mejoren su productividad y competitividad”. Así lo ha afirmado la secretaria confederal de Empleo y Cualificación Profesional, Lola Santillana, en su intervención en el panel “Formación Profesional, transformación productiva y productividad” dentro de la 44ª Reunión de la Comisión Técnica de OIT/Cinterfor.

En opinión de Lola Santillana, que intervino en representación de las organizaciones sindicales participantes en este encuentro, la formación profesional es una de las políticas de desarrollo social y profesional de las personas, de la competitividad de las empresas, de la transformación productiva y, por tanto, de la prosperidad de los países. Y para que esto sea así, la participación sindical es imprescindible y clave si queremos que la transición que estamos viviendo, tanto en innovación productiva como en digitalización, se haga de forma justa y equitativa y en defensa del trabajo decente.

Mías allá de la creación constante de herramientas y nuevas metodologías de estudio basadas en innovadoras tecnologías que desarrollan todos los países, resulta necesario recordar que el acuerdo en materia de diálogo social en las instituciones es el que hace posible la reforma de los marcos normativos, lo que resulta fundamental para que las políticas acompañen a los cambios continuos que se dan en las realidades laborales”.

“Es realmente necesario que exista ese acuerdo de diálogo social tripartito entre las instituciones para provocar los cambios normativos de un modo ágil, tal y como requieren nuestros mercados de trabajo y las transformaciones que vemos que se viene dando en los procesos productivos”, expuso Lola Santillana.

Se debe profundizar en el diálogo social y democratizar las empresas, añadió la responsable sindical, para quien los acuerdos tripartitos que marcan las políticas deben entrar en las empresas. “Tenemos que llevar la democracia a las empresas y hay que hacerlo a través de la negociación colectiva. Si en las empresas no hay participación de los trabajadores y trabajadoras no seremos capaces de que se generen las transformaciones productivas que demanda el empleo ni de que mejore la competitividad de las empresas”, argumentaba Santillana.

Las organizaciones sindicales tampoco consideran que se puedan abandonar la negociación y mejora de las condiciones laborales y salariales. “No podemos seguir teniendo marcos de relaciones laborales en los que estemos hablando de semiesclavitud. Porque si nos olvidamos de los trabajadores y trabajadoras, si pasamos por alto que detrás de los actuales procesos de digitalización y revolución tecnológica en las empresas están las personas, nos estaremos equivocando radicalmente”, apostillaba la secretaria confederal de CCOO.

Por ultimo destacó la idea de la “transformación”. Y puso el énfasis en la importancia de que las transformaciones se den en el interior de las empresas, en las mentalidades de las y los empresarios. “Debemos conseguir la transformación mental del empresariado que debe asumir que la participación activa de las personas trabajadoras en su propia formación es clave y fundamental si se quieren introducir dichos cambios en los modos de producción”.

Desde una perspectiva sectorial, las personas que mejor conocen las necesidades de formación son quienes a diario trabajan en las empresas. Por ello, si se persigue el aprendizaje y la puesta al día de las plantillas y un alto nivel de competitividad empresarial, “la formación y su planificación deben ir parejas con la mejora de las condiciones laborales”, sentenciaba Santillana. Además, insistió en la relevancia de la participación sindical en la detección de necesidades y en el diseño de los itinerarios formativos dentro de las empresas, de las cuales los trabajadores y trabajadoras formamos parte activa.

En el panel también participaron representantes del SENA de Colombia, el SENAI de Brasil, el TVET Council de Barbados y de Laboratoria Bootcamp, una empresa de reciente creación de Chile. Todos ellos coincidieron en la importancia de repasar conceptos como transformación de métodos productivos y de mentalidades; relevancia del diálogo social y consenso; disrupción y nuevas formas de desempeños laborales; motivación y colaboración.

Recordemos que la Comisión Técnica de OIT/Cinterfor es la principal reunión sobre formación profesional de América Latina y el Caribe que tiene lugar cada dos años y que en esta ocasión ha reunido la ciudad uruguaya de Montevideo a más de 20 países, 50 instituciones y 200 representantes.

 

ES NECESARIO REFORMAR EL SISTEMA DE FORMACIÓN PROFESIONAL DE NUESTRO PAÍS PARA QUE LLEGUE A TODA LA POBLACIÓN

Para la secretaria confederal de Empleo, “la formación dual ha de ser de calidad, con contrato de formación, para todas y todos y nacida del diálogo social. Solo así su utilidad social y laboral será real y efectiva”.

El sistema de formación para el empleo tiene asuntos pendientes después de sus 25 años de existencia. El primero de ellos, sin duda, es la reforma estratégica de la Ley 30/2015 que regula dicho sistema. Además, la difusión de la formación entre empresas y personas trabajadoras, especialmente de las Pyme, el refuerzo de la negociación colectiva como instrumento de desarrollo, la garantía del ejercicio del derecho individual de formación y de igualdad en el acceso, el uso de la red de centros públicos de formación y el perfeccionamiento del profesorado. Así lo explicó Lola Santillana, secretaria de Empleo y Cualificación Profesional de CCOO quien participó en la Jornada “La relevancia de la formación en la población trabajadora” organizada por Comisiones Obreras de Canarias.

La jornada fue inaugurada por el secretario general de CCOO Canarias Ignacio González quien se refirió a la relevancia de la formación profesional en la población trabajadora en un mundo tan cambiante. El responsable insular recalcó la obligación de los responsables del gobierno de asegurar que “toda transición laboral ha de ser justa: no puede dejar tirado a un número indeterminado de trabajadores y trabajadoras”.

Lola Santillana destacó la velocidad a la que cambian las relaciones laborales y los modos de producción, el avance de las tecnologías y la transformación digital y, por consiguiente, el papel que juega la formación profesional en la recualificación de las personas trabajadoras. Se refirió a la evidente relación entre educación y formación y empleo y de las sucesivas leyes educativas que aumentaron el divorcio entre empleo y formación, cuando deberían haber acercado la formación profesional y universitaria a las empresas.

Destacó el afán de fingida modernidad al referirse a la formación dual en nuestro país, pretendiendo trasladar de forma idéntica el modelo del norte de Europa, olvidando que el tejido productivo español difiere completamente del alemán o el austríaco. Denunció también la existencia de “lobbies” o grupos de presión que solo buscan la financiación pública de la formación para su propio beneficio. CCOO defiende la formación dual, siempre lo ha hecho, pero han de evitarse “los 35 modelos existentes, dos por comunidad, el educativo y el formativo”. Para la responsable confederal, “la formación dual ha de ser de calidad, con contrato de formación, para todas y todos y nacida del diálogo social”. Solo de este modo su utilidad social y laboral será real y efectiva”.

Se desgranaron los resultados de la formación programada por las empresas o formación “bonificada”. En estos años, a pesar del aumento de fondos del sistema para esta iniciativa con 661,37 millones de euros en 2018, en detrimento de la formación subvencionada o de oferta, los resultados del ejercicio no han sido buenos: tan solo se forman un 21,2% del total de empresas españolas, que se reduce al 16,80 % en el caso de las micro empresas con plantillas inferiores a 9 personas, desde que el gobierno del partido popular aprobara la Ley 30 en el año 2015. Para Lola Santillana “el sistema le ha fallado a los trabajadores y trabajadoras de las empresas más pequeñas de nuestro país que son la verdadera base de nuestro tejido productivo y de nuestra economía”.

El número de personas que han accedido a los cursos ha sido de 2.800.103 trabajadores y trabajadoras quehan recibido una media de 23,4 horas de formación en materias básicamente transversales, dejando de lado la naturaleza sectorial de este tipo de formación. Para CCOO este tipo de formación goza de una gran flexibilidad que les permite no estar sometidas a procesos de aprobación ni valoración técnica, no contemplar medidas de protección para la población más vulnerable y no precisar de apenas requisitos para las acciones formativas que imparten. “Hemos de reformar estratégicamente el sistema de formación profesional de nuestro país, de tal manera que llegue a toda la población, que personas trabajadoras y empresas lo conozcan de primera mano y que facilita la inserción y el mantenimiento en el empleo, así como la expansión de las empresas. El país lo necesita”.

Por su parte, CCOO de Canarias presentó los resultados del estudio “Fomento de la Formación y Capacitación Profesional en la Empresa” FORCAPPRO que ha detectado las necesidades formativas de la población de Tenerife que inciden en la misma idea: existe un gran desconocimiento, a nivel general, en la población trabajadora ocupada de la Isla de Tenerife, de muchos aspectos relacionados con la formación y sus derechos. Es necesario que el sindicato se centre en la difusión de los derechos de formación y las distintas oportunidades que el sistema de formación para el empleo ofrece”.

PREPARACIÓN OPOSICIONES ADMINISTRATIVO COMUNIDAD DE MADRID

FOREM, en colaboración con CC.OO, ha puesto en marcha la preparación de las Oposiciones para el ingreso en el Cuerpo Administrativo Comunidad de Madrid, Subgrupo C1.

INICIO 16 DE OCTUBRE
Convocatoria: 29/6/2018 (cerrado plazo inscripción) BOCM

METODOLOGÍA:

-Se impartirá 1 sesión presencial semanal (los martes de 16,30 a 19 horas zona
Embajadores) en la que se revisarán los temas objeto de examen, corrección de test.
El alumno tendrá acceso a nuestra “Plataforma Virtual” donde tendrá acceso al material
didáctico según se avanza en los contenidos.

– Coste del curso:
Clases presenciales + plataforma on line:
Las personas afiliadas a CCOO: 50 €/mes
Las personas no afiliadas a CCOO: 70 €/mes

INTERESADOS INSCRIBIRSE EN EL SIGUIENTE ENLACE :
ADMINISTRATIVO CM: https://goo.gl/forms/WZi51UDnae9w0hbK2

PREPARACIÓN OPOSICIONES ADMINISTRATIVO Y AUXILIAR ADMINISTRATIVO ESTADO

FOREM, en colaboración con CC.OO, ha puesto en marcha la preparación de las Oposiciones para la categoría de Administrativo y Auxiliar administrativo del Estado.

Convocatoria: Oferta pública de empleo BOE 31/7/2018; Convocatoria: pendiente

INICIO SEMANA DEL 15 AL 19 DE OCTUBRE

Metodología ( se podrá realizar on line ó presencial):

– Se impartirá 1 sesión presencial semanal en la que se revisarán los temas objetos de examen, corrección de
test y supuestos prácticos.
– El alumnado tendrá acceso a nuestra “Plataforma Virtual” donde se realizará el seguimiento personalizado de tareas y dudas, foro de comunicación, material de apoyo, realización de test y acceso al material didáctico (según se avanza en los contenidos)

-Coste del curso: Clases presenciales (2,5 horas en horario de tarde) + plataforma on line
Las personas afiliadas a CCOO : 50 €/mes ; Las personas no afiliadas a CCOO: 70 €/mes
Opción on line. Personas afiliadas a CCOO : 30 €/mes ; Las personas no afiliadas a CCOO: 50 €/mes

INTERESADOS INSCRIBIRSE EN EL SIGUIENTE ENLACE :

AUXILIAR ADMINISTRATIVO: https://goo.gl/forms/kFfQlwXbaYYRNph43
ADMINISTRATIVO: https://goo.gl/forms/8RxWE6h5YBoESEq02
AUX.ADMINISTRATIVO + ADMINISTRATIVO: https://goo.gl/forms/PLdQFL4SxD1W7Pqa2
ADMINISTRATIVO PROMOCIÓN INTERNA: https://goo.gl/forms/f9i6nagabnrxsrur1
AUXILIAR ADMINISTRATIVO PROMOCIÓN INTERNA: https://goo.gl/forms/3XcX2H5fCsRT360g1